Las soluciones digitales de Schmalz ayudan a explotar plenamente el potencial de los componentes inteligentes, especialmente los dispositivos IO-Link. Pueden utilizarse desde la puesta en marcha hasta la operación y el servicio.