Técnica de vacío para procesos en el área de embalaje secundario

El embalaje secundario, o también denominada envoltura exterior, encierra el embalaje primario de un producto. Por lo tanto, el embalaje secundario no entra en contacto directo con el objeto embalado (p. ej. alimento) e impone otras exigencias a la técnica de vacío.

La técnica de vacío de Schmalz se utiliza en este paso de proceso para abrir la envoltura exterior y colocar el producto con su embalaje primario en la envoltura exterior. En este caso se emplea la técnica de vacío en casi todos los procesos en el área secundaria: en el Case-Packing, Blistering, Form-Fill-Seal (FSS) igual que en el encartonado.

Schmalz S.A.
Avda. Ribera de Axpe. 49
P.A.E. UDONDO-Edificio B-Nave 2
48950 Erandio (Vizcaya)
España

T: +34 94 480 5585
F: +34 94 480 7264
schmalz@schmalz.es
Tarjeta de visita

Formulario de contacto


Exigencias a la técnica de vacío

Manipulación de productos embalados tanto autoestables como también flexibles
Las ventosas deben adaptarse de forma flexible a los diferentes medios de empaquetado. Películas pueden ser agarradas solo por ventosas con labios hermetizantes extremamente flexibles. Para cartonajes abrasivos y permeables se precisan ventosas con excelentes propiedades de hermetización y una vida útil muy larga.

Manipulación de envases blíster, ampollas, viales y jeringuillas en el sector farmacéutico
Para blísters, ampollas o viales se precisan ventosas con diámetros pequeños. Sin embargo, los productos se deben reubicar o fijar de forma segura. El amplio espectro de ventosas cumple además las altas exigencia en cuanto a higiene.


Técnica de vacío para el sector de envase secundario