Descarga electrostática: exigencias de conductividad eléctrica

En la industria electrónica, sobre todo durante los procesos de fabricación y manipulación, las piezas se someten a un estrés extremo. Los componentes y los materiales no solo pueden sufrir desperfectos debido a la solicitación mecánica o térmica, sino que también las cargas electrostáticas y las descargas electrostáticas (ESD) descontroladas que de ellas se derivan pueden ocasionar daños irreversibles en componentes eléctricos, electrónicos u optoelectrónicos, como chips de circuitos integrados y circuitos impresos.

Consulta de producto

Experimentados asesores de sistema le ayudan en el diseño técnico de la solución con vacío adecuada para las exigencias específicas de su sector.

Decídase por...

  • un excelente asesoramiento al cliente
  • productos innovadores del líder del mercado
  • Calidad de Alemania

Consultar producto

Schmalz Inc.
5850 Oak Forest Drive
Raleigh NC 27616
Estados Unidos de América

T: +1 919 713-0880
F: +1 919 713-0883
schmalz.us@schmalz.com
Tarjeta de visita

Formulario de contacto

La compensación rápida y descontrolada de los potenciales genera una tensión eléctrica elevada y provoca daños irreparables en las platinas equipadas y en sus componentes sensibles.

Para proteger dichos componentes, sobre todo en el ámbito de la manipulación y en caso de contacto directo con la pieza, debe garantizarse una resistencia específica.

El material ESD de Schmalz ofrece una resistencia disipativa con un valor de entre 106 y 109 Ω, mediante la cual es posible controlar las tensiones de la pieza y desviarlas sin causar desperfectos.

Una posibilidad para demostrar la conductividad según la resistencia específica es la medición point-to-ground, la cual permite establecer en qué intervalo se encuentra la resistencia del sistema completo. Es posible determinar la resistencia de polarización entre un punto de medición (1) y un punto de puesta a tierra del sistema (potencial de tierra) (2) utilizando ohmímetros especiales.

La capacidad ESD del sistema completo se refuerza con la resistencia específica de las ventosas NBR-ESD. Su uso, en combinación con bielas elásticas conductoras y con el sistema puesto a tierra, establece una conexión compatible con ESD.

Schmalz ofrece un amplio surtido de ventosas con la resistencia específica. Se incluyen aquí, entre otras, las ventosas de las series FSG, FSGA, PFYN y SGON.

Junto con las bielas elásticas conductoras FSTIm-CO, la casa Schmalz crea una solución conjunta que se puede combinar en una garra de ventosas con conexión a robots.

Un proceso de ensayo de desarrollo propio similar a la práctica garantiza que se respeten los valores de resistencia sin que para ello importen la geometría y el tamaño de la ventosa.

Para más información sobre nuestros procedimientos de prueba y la calificación del material en general, consulte el siguiente documento:

Explicación adicional:

Símbolo de los componentes de protección frente a ESD; se utiliza para identificar materiales que protegen a los demás componentes frente a ESD.

Resumen de los intervalos de resistencia

El material de la ventosa NBR-ESD de Schmalz tiene un valor de resistencia de 100 kΩ a 1 GΩ y por lo tanto satisface los requisitos específicos de la ESD.