De ágil al fuerte – equipos de elevación por vacío para el sector del plástico

Los procesos de manipulación que tienen lugar en la industria de procesamiento de plásticos son tan diversos como los propios plásticos. Los sacos con granulado, los barriles con polvo y las placas difíciles de manejar deben ser movidos eficientemente. Schmalz tiene una solución preparada para cada uno de los procesos: a la hora de elegir el equipo de elevación por vacío adecuado, no sólo la ergonomía, sino también la protección de los productos a manipular desempeñan un papel importante.

El tubo elevador por vacío JumboFlex es especialmente adecuado para la manipulación de sacos y barriles.
El tubo elevador por vacío JumboFlex es especialmente adecuado para la manipulación de sacos y barriles.
Para la elevación y la basculación de grandes planchas, Schmalz tiene el elevador por vacío VacuMaster en su programa.
Para la elevación y la basculación de grandes planchas, Schmalz tiene el elevador por vacío VacuMaster en su programa.
El equilibrador de cable SRBC destaca por sus funciones digitales con un verdadero valor añadido para el usuario.
El equilibrador de cable SRBC destaca por sus funciones digitales con un verdadero valor añadido para el usuario.

Al principio de la producción del plástico destaca por ejemplo el JumboFlex de J. Schmalz GmbH: con ayuda del tubo elevador por vacío, el usuario agarra sacos y barriles con granulados o polvos de plástico de hasta 50 kg y los lleva rápidamente al lugar de almacenamiento deseado. La carga se eleva, desciende y deposita de forma intuitiva mediante el control de elevación central con un solo dedo. Gracias al adaptador de cambio rápido de serie, el medio de alojamiento de carga, normalmente ventosas para sacos o redondas, puede sustituirse fácilmente.

Rápido e intuitivo

Los puntos fuertes del JumboFlex son sus elevados tiempos de ciclo y su manejo con una sola mano, eso sí, sólo para piezas compactas de un máximo de uno por dos metros. Para la manipulación de planchas de plástico el doble de grandes y con un peso de hasta 300 kilogramos se utiliza el JumboErgo. Los usuarios guían y accionan este auxiliar de elevación a dos manos. Para garantizar una distancia de seguridad suficiente a la carga, incluso con planchas de gran tamaño, la longitud del asa de manejo se puede elegir libremente entre 350 y 1.000 milímetros. El concepto de manejo se basa en la empuñadura de una motocicleta, el descenso y la elevación se inician con un movimiento de giro. El JumboErgo también es interesante cuando las planchas de plástico tienen que ser recogidas de la posición horizontal y depositadas en posición vertical. Esto es posible gracias a la unidad de basculación PSE opcional, con la que los usuarios pueden inclinar cargas de hasta 120 kilogramos hasta 90 grados y depositarlas de forma controlada. La función de elevación integrada con la ayuda del vacío en el tubo de elevación es común a ambos auxiliares de elevación. Además, los dos se basan en un sistema modular, de modo que el usuario los puede configurar individualmente.

Para pesos pesados

Para la carga y descarga de centro de mecanizado CNC se necesitan cargas elevadas. Schmalz tiene la solución para ello en su cartera de productos: el elevador por vacío VacuMaster. A diferencia de la familia Jumbo, un polipasto separado se encarga de la función de elevación. Dependiendo de su diseño, este auxiliar de elevación ergonómico puede recoger, sujetar y mover mercancías de hasta 750 kilogramos de peso.

El sistema está construido de forma modular: el corazón del sistema es siempre el módulo básico, que está disponible en varias versiones para manipulación horizontal o la basculación de 90 grados o el volteo de 180 grados. El sistema de raíles del elevador está fijado en la base y puede adaptarse individualmente al tamaño de la pieza. Los raíles transversales de aluminio ajustables y las placas de ventosa intercambiables ofrecen al usuario la máxima flexibilidad, especialmente en caso de cambio de tamaño de las piezas.

Schmalz adapta la ventosa al plástico a manipular. Dependiendo de las exigencias, son especialmente resistentes al calor, inalterables por comestibles o evitan de forma fiable arañazos o huellas en superficies delicadas.

La digitalización se une a la manipulación manual

Con el equilibrador de cable colaborativo SRBC, Schmalz tiene también en su programa una solución de manipulación para la fábrica interconectada digitalmente. El SRBC sigue el impulso del movimiento del operador durante la elevación y el guiado de la pieza, lo que permite una manipulación sin esfuerzo. Para aplicaciones más complejas, el elevador ayuda activamente al usuario a cumplir con los parámetros predefinidos: el SRBC respeta los límites de espacio, detecta la pieza agarrada y sabe dónde puede o no depositarse la pieza.

Descarga

Texto y imágenes