Cuando las piezas se han de depositar cuidadosamente en un lugar definido, los depósitos de pared son ideales. La larga vida útil de los muchos depósitos vendidos refleja la robustez y el alto estándar de calidad de éstos.