Schmalz optimiza su sistema de fijación por vacío para el mecanizado de vidrio

Schmalz ha renovado su sistema de fijación por vacío SQC para el mecanizado de vidrio y estilizado visiblemente su diseño. Con ello se facilita aún más su empleo en máquinas de rectificado de vidrio de Bystronic. Gracias al sistema de cambio rápido manejable sin herramientas, los tiempos de equipamiento se reducen considerablemente.

Las ventosas redondas y cuadradas permiten un mecanizado perimetral flexible y seguro.

Schmalz ha desarrollado el sistema especialmente para centros de mecanizado CNC del fabricante Bystronic. Con él es posible el rectificado perimetral de piezas de vidrio, por ejemplo lunas de vehículos y vidrio apto para tareas de diseño. El sistema de fijación está compuesto por el alojamiento de ventosa (Base), las bocas de ventosa y las tapas para las conexiones de vacío no utilizadas. La tapa protege las conexiones y las piezas mecánicas del sistema de cambio frente a una posible contaminación. En caso de reequipamiento, los operadores pueden efectuar el cambio con especial rapidez: la Base se fija mediante un tornillo hueco y puede mantenerse de forma permanente sobre la mesa de la máquina. Las ventosas se encajan con facilidad, bastando el accionamiento de un pulsador para retirarlas. Igualmente, las tapas también se encajan sin esfuerzo, pudiendo bloquearse de forma similar a un cierre de bayoneta. Para ello no se requieren herramientas adicionales.

Asimismo, el nuevo sistema de Schmalz es muy flexible: según la geometría del vidrio, el operador tiene a su disposición superficies de ventosa cuadradas y ahora, también redondas. Así es posible reequipar a la perfección las máquinas Bystronic con las ventosas de Schmalz. Gracias al vástago más delgado de la carcasa de aluminio bajo la superficie de ventosa, las ventosas pueden posicionarse más próximas al borde de mecanizado. Con ello, el mecanizado se ejecuta con mayor precisión y menor vibración. También es posible el servicio combinado con primer equipamiento y productos Schmalz.

Las bocas de ventosa instaladas en la mesa de la máquina aspiran y fijan lunas de diferentes geometrías. Así se posibilita un servicio libre de fallos y la ejecución de rectificados perimetrales, consiguiendo los operadores una producción muy precisa y bien dimensionada. Un forro resistente a la abrasión permite la absorción de fuerzas laterales muy altas entre la ventosa y la pieza de vidrio, gracias a la cual la pieza permanece segura y en posición en todo momento, incluso con fuerzas laterales muy elevadas.

Las lunas de cristal deben manipularse con especial cuidado: una fijación inadecuada puede producir rápidamente deterioros y, con ellos, desechos que salen caros. Para evitarlo, Schmalz equipa los marcos obturadores reemplazables de su sistema con el material HT1, un material especialmente respetuoso y que apenas deja huellas.

Descarga

Revista de la prensa