El FlexMat de Schmalz permite la máxima flexibilidad en el proceso de sujeción. Aunque no esté completamente ocupado por la pieza, se puede crear un vacío suficiente para el mecanizado. Esto lo hace ideal para piezas de trabajo con aberturas o formas de filigrana, y puede ser fácilmente reemplazado como pieza de desgaste en caso de daño.