Además de para la manipulación de textiles compuestos, estas garras son ideales para láminas sensibles y extremadamente finas, para vidrios finos y para circuitos impresos vacíos. La generación de vacío integrada permite contar con un flujo elevado en un nivel de vacío moderado. Las superficies de ventosa con orificios de aspiración colocados a poca distancia entre sí evitan que la pieza se aspire o sufra daños.