Los reguladores de vacío son ajustables mecánicamente y compensan las posibles oscilaciones de presión de los generadores de vacío. Si la presión de entrada es mayor de lo necesario, esta presión puede reducirse hasta alcanzar un nivel de salida definido con ayuda de un reductor de presión. Los manómetros miden y muestran el nivel de vacío analógicamente y se pueden utilizar en todas las aplicaciones de vacío gracias a sus dimensiones y conexiones normalizadas.