La válvula palpadora comprueba mecánicamente si la ventosa está ocupada y sólo entonces abre el conducto de vacío.