Con mucho tacto

Con la garra de dedos OFG, Schmalz tiene una nueva garra en su programa de productos que agarra mediante unión por forma y de forma suave. Los alimentos sensibles como donuts, merengues cubiertos de chocolate o la fruta y la verdura aterrizan así seguros e intactos en sus envases.

Manipulación con mucho tacto: la garra de dedos OFG.

Los procesos automatizados aportan eficiencia y seguridad a la industria de procesamiento de alimentos. Esencial para esto son los dispositivos de agarre y manipulación, ya que tienen contacto directo con los productos que luego terminan en los platos y deben ser transportados de forma higiénica y suave. J. Schmalz GmbH ofrece ahora la nueva garra de dedos OFG para la manipulación automatizada de alimentos sin envasar. Sus cuatro dedos flexibles de filigrana y redondeados imitan la mano humana y están hechos de silicona. Cuando la presión en su interior aumenta, el dedo se dobla para generar la unión por forma. Si la presión disminuye, el movimiento retrocede. Así, la OFG coloca los productos sensibles de forma cuidadosa y precisa, incluso en bandejas apretadas.

Los requisitos determinan el cuerpo base y la unidad de control. La versión conforme con FDA (Food and Drug Administration) es óptima para aplicaciones en el ámbito higiénico: su cuerpo base de PET-P (polietileno tereftalato) está diseñado para ser especialmente fácil de limpiar. Alternativamente, la garra de dedos se puede adquirir con cuerpo base de aluminio. Este modelo es adecuado para aplicaciones en entornos industriales, por ejemplo en la logística de almacenes o como auxiliar de montaje. Opcionalmente, una ventosa de fuelle colocada en el centro aumenta la fuerza de agarre y la estabilidad durante la reubicación. Mientras que la unidad de control "Basic" implementa la apertura y el cierre mediante vacío o presión, el control "Controlled" permite la configuración de parámetros mediante USB o una interfaz serie. Los usuarios también pueden integrar un control de robot y regular de forma continua el ángulo de apertura y la fuerza de agarre. La OFG funciona en un rango de presión de -0,8 a 1,6 bar como máximo. Dispone de una exactitud de repetición de ± 0,06 milímetros a una velocidad de la garra de 0,05 segundos. La garra de dedos es resistente al calor hasta 200 grados Celsius y está protegida contra el agua y el polvo de acuerdo con el tipo de protección IP68.

Descarga

Texto y imagen