Pequeño, fuerte y eléctrico: el nuevo generador de vacío ECBPi

Schmalz amplía su familia de productos de generadores de vacío eléctricos. El nuevo CobotPump ECBPM –la M significa «Mini»– está especialmente diseñado para la manipulación automatizada de piezas pequeñas con una única ventosa. Esta solución ligera y compacta se utiliza normalmente en robots colaborativos con una carga de hasta tres kilos.

El generador de vacío ECBPM en un robot de diseño ligero.

Al igual que su hermano mayor, el ECBPi, el vacío se genera de forma completamente eléctrica y, por lo tanto, sin aire comprimido. Esto elimina la necesidad de tubos convencionales, lo que simplifica su uso tanto en robótica móvil como en tareas de manipulación estacionarias con robots colaborativos. El corazón de la bomba es un motor con un desgaste mínimo que proporciona un vacío de hasta 400 mbar y desarrolla una capacidad de aspiración de un litro por minuto. De este modo, el pequeño CobotPump genera una fuerza de aspiración suficiente para ejecutar de forma fiable tareas como el Bin Picking, es decir, la recogida y extracción de objetos no porosos de un contenedor. Además, el sistema de ahorro de energía garantiza un funcionamiento especialmente eficiente: interrumpe la generación de vacío en cuanto se alcanza un valor de vacío definido y sólo la vuelve a poner en marcha cuando el vacío desciende por debajo de un valor mínimo previamente definido.

En el diseño del ECBPM, Schmalz se ha centrado en unas dimensiones compactas, un peso reducido y una puesta en marcha sencilla. El nuevo componente de vacío mide solamente 63 milímetros de diámetro y aproximadamente 56 milímetros de altura, por lo que también se puede integrar fácilmente en instalaciones con espacios de montaje reducidos. Gracias a la placa adaptadora de brida y a la interfaz eléctrica central con conector M8, el ECBPM se instala rápidamente y se puede controlar directamente de acuerdo con el principio «Plug&Produce».

Descarga

Texto y imagen