Un valor añadido gracias a los procesos digitales

Los componentes de vacío inteligentes de Schmalz ofrecen ventajas en todas las fases del ciclo de vida del producto: desde la rápida integración de los componentes para un funcionamiento eficiente hasta el control total del proceso. Para ello, recopilan datos del proceso de forma continua y los convierten en información útil. Esta transparencia permite la detección temprana de fallos y un mantenimiento oportuno y preventivo, así como la máxima disponibilidad del equipo.