Las ventosas de fuelle con forma redonda son adecuadas sobre todo para la manipulación de piezas con desniveles y abombadas. Gracias a su forma plana y a su reducido volumen, las ventosas agarran la pieza especialmente rápido y con gran exactitud de posición.